Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 noviembre 2008

bnd07-durham-8

Ayer fue el Buy Nothing Day (BND) internacional, el día de no comprar nada, un asunto promovido por diversos movimientos sociales de todo el mundo. En Estados Unidos, el BND fue el viernes. Se llama black friday (viernes negro) al primer viernes tras el día de Acción de Gracias. Aunque no es fiesta, muchos gringos tienen el día libre y salen en manada a hacer patinar sus tarjetas de crédito y celebrar como Rockefeller manda el espíritu de la Navidad. Buen día para protestar y sobrevivir, que diría Discharge. En el resto del planeta, la cosa es el sábado. Se trata, claro, de pasar el día sin comprar, sin consumir. Consiste en dar un descanso a este sitio tan gastado en el que (y del que) vivimos y, de paso, reflexionar sobre en qué nos hemos convertido: ¿somos ciudadanos o somos consumidores? No me contesten ahora, háganlo después de la publicidad…

Uno de los principales promotores del asunto BND es la organización/revista/website/fundación/red de origen canadiense Adbusters. Se trata de un medio de comunicación y agitación esencial para enterarse (de verdad) de lo que pasa y pensar en lo que debería estar pasando para que pasara otra cosa. Una gente muy creativa que utiliza los recursos y el lenguaje publicitario para atacar lo que vende la publicidad. El caso es que llevaba un par de días curioseando por su web y me llamaba la atención que al lado del banner sobre la campaña anticonsumista había otro que te vendía unas zapatillas (muy sostenibles pero a 70$) o una camiseta bien chula (y bien anticorporativa pero a 25$). Supongo que nadie es perfecto (aunque la verdad es que el viernes tuvieron la tienda cerrada por eso de ser coherentes o, al menos, parecerlo).

brandamerica_tshirt_02

Pero lo más de chiste del día fue esta noticia aparecida en El Mundo. El viernes negro dejó un martir para la causa del capital: un currito de un Wal Mart de Nueva York murió arrollado por 200 consumidores con hambre de ganga y sed de gasto. Mucha campaña de agitación creativa y por mucha pajilla mental de bloguero plasta pero la civilización occidental sigue su curso y lo hace pisoteando a quien se le ponga por delante. Efectivamente, podemos conseguir casi todo lo que nos propongamos. Lo malo es que lo que nos proponemos conseguir es tan sólo un iPhone rebajado.

B.S.O. Minor Threat, Cashing In.

Read Full Post »

elmundo_p_1

¿Soy yo o esta portada, con esa foto y ese titular, es una banalización de una tragedia? ¿Merecen los calcetines de Esperanza más espacio foto y tipográfico que los cadáveres chamuscados de la segunda imagen? ¿No deberíamos los periodistas en ocasiones así ahorrarnos nuestro afán de ser simpaticones?

Read Full Post »

La original… Michael Jackson, Billie Jean.

La tropicalista… Caetano Veloso, Billie Jean.

La coña… Los Petersellers, Big Jim.

Read Full Post »

mafaldabasta-large2

Sólo una movilización popular e intelectual, insistida y de gran calado, podrá ayudarnos a acabar con tanta patraña y tantas desvergüenzas”.

Así acababa el artículo de José Vidal Beneyto en El País del domingo. Titulado Las desvergüenzas del capitalismo, es muy recomendable. O, al menos, yo lo recomiendo. Quien quiera hacerme caso que pinche aquí para leerlo. Por cierto, se quejaba Vidal Beneyto de que ningún medio se haga nunca eco de los comunicados de ATTAC y recomendaba, otro recomendador, el análisis de la organización de la cumbrecita del G20 ó 21 ó 22 o lo que sea. Pues aquí se puede leer, basta con hacer click.

Me he acordado de todo esto porque creo que Zapatero acaba de anunciar sus medidas para reactivar la economía. Pero no estoy seguro, me ha pillado bostezando.

BSO: The Redskins, Keep On Keepin’ On.

Read Full Post »

narcopolicia

Eduardo Medina Mora es el Procurador General de la República Mexicana. El hombre del que depende la lucha contra el narco, “una especie de fiscal general del Estado pero con mando en la policía federal”, como escribía el otro día Pablo Ordaz en El País. El reciente corresponsal en la patria del Chapulín Colorado del periódico en cuestión entrevistaba al señor Medina Mora. Y el señor Medina Mora respondía algunas cosas la mar de curiosas. Por ejemplo, le preguntaba el periodista cómo pretendía hacer la Operación Limpieza de los mandos policiales corruptos y el blindaje de las instituciones. Ojo a la respuesta:

Los computadores no deben tener USB o grabadores de discos compactos. No puede haber impresoras en papel y además hay que establecer alarmas de tal suerte que esta información no se disemine con la facilidad que nos hemos dado cuenta ahora que se hacía”.

También podría imponer un canon por si los aparatos se usan para fines chungos, un poco al estilo de lo que se hace aquí gracias a la SGAE. O incomunicar a los currantes de la policía y los ministerios y montar un reality para pillar fondos que sirvan para luchar contra los carteles. En fin.

No es lo único poco comprensible que contestaba el procurador. Decía que “los niveles de violencia en el país comparado con otros países no son tan desfavorables”. Y un punto y seguido después, añadía: “Hemos tenido este año un incremento muy significativo de los homicidios dolosos atribuibles a la delincuencia organizada, y que se potencia por la cobertura que los medios hacen”. Medina Mora está convencido de que buena parte de culpa de la sensación de narcoguerra la tiene la prensa. Puede ser. Lo mismo que en España nos aburrimos de escuchar noticias de política, en México se estila la nota roja, los sucesos. Pero los que están siendo detenidos son los mandos policiales infiltrados, no los periodistas. Para esto también tenía respuesta Medina Mora: “El hecho de poder eliminar a estas personas no destruye a la institución. Son infiltrados, pero no hay colapso institucional en absoluto (…) Cuando los ciudadanos miran que se afronta el problema, lo aplauden”.

narco-police-av

Recuerdo que la primera vez que fui al DF, hace ya la tira de años, venía de Puerto Vallarta de tener una bonita experiencia que mezclaba drogas y mordidas con un par de policías (igual otro día lo cuento). Y nada más aterrizar en la capital, yendo a tomar unos tequilas a Garibaldi en un coche conducido por Aleka, la mejor anfitriona, escuchaba una conversación sobre un conocido secuestrado del que había llegado una oreja por correo. Los mismos que hablaban de eso en el carro me dijeron al pasar delante de un enorme edificio gris: “Pedro, ése es el lugar más peligroso de México”. ¿Qué es?, pregunté. “La comisaría de la Policía Judicial”. No estoy ahora en México (snif), pero me da la sensación de que su opinión no ha cambiado.

BSO: Los inquietos del norte, La gripa.

Read Full Post »

Como El Cid (no el torero, el otro), Jimi Hendrix o Milton Friedman, parece que Bruce Lee sigue ganando batallas después de muerto. Batallas y partidas de ping pong. Y mucha pasta (sus herederos, supongo). Porque no hay producto que quiera ser moderno que no tenga al muchacho como prota de su anuncio, viral o no. Esta vez ha sido Nokia, que ha sacado una edición Bruceleesca de su N96 para China y ha aprovechado para difundir esto por la red.

Yo también aprovecho que el Pisuerga pasa por Hong Kong y cuelgo el mejor momento de Bruce Lee en toda su vida de rentable resucitado. En homenaje a los muchachos y muchachas que hacían El Informal. Un abrazo y tal.

El anuncio de Lee lo he cazado visitando Orgasmatrix. Sí, soy un pecador.

Read Full Post »

dsc03844

El funeral de un capo de la mafia israelí en Tel Aviv es un gran punto de partida para una buena historia. En ella hay jefes que se pasean sin guardaespaldas pero con un bate de béisbol, ajustes de cuentas fallados por sicarios colombianos, atentados con lanzagranadas, alcaldesas corruptas, navajazos, sobornos, chanchullos, tráfico de drogas y un dios vigilante pero que se abstiene. Que nadie se enchufe al eMule ni se vaya a la librería. No es un spin off judío de Los Soprano. Tampoco un capítulo de El síndicato de policía Yiddish, la última novelaca de Michael Chabon. Esto es una historia real. La encuentro en las estupendas Crónicas desde Oriente Próximo que escriben para El Mundo J. Espinosa, Mónica G. Prieto y Sal Emergui. La firma éste último y se puede leer bien y completa pinchando esta frase subrayada.

Y la verdad es que Tel Aviv tiene toda la pinta de acoger negocios sucios y negociantes duros. Con tanto club de striptease, los garitos abiertos a todas horas, las armas cargadas por cada esquina y la cuestión palestina sirviendo de tapadera para el desarrollo de cualquier asunto turbio. Mmm, alguien debería escribirse una novela o una película… ¿Hervé?

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: