Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘David Llorente’

tequiero

Te quiero porque me das de comer
David Llorente
Arevés, 2014

Vengo de Madrid:frontera a la casilla anterior de David Llorente, enganchado y un poco aturdido por ese derroche de estilo que aquí, en Te quiero porque me das de comer, se reconoce igual aunque más revuelto. Voy a decirlo ya: la forma de escribir de este tío es como una intervención en tu ojo: como que te metan una cuchara sopera por la cuenca y rebañen hasta dejarte tuerto. Así, bruto, fino, doloroso y ritual. Te gusta o no. A mí, sí.

Aquí también hay un chorro de personajes que vienen y a veces se van sin terminar de cerrarse, una montaña de tramas y, a veces, un narrador que pregunta al narrador cómo sigue la cosa. Leyéndolo, un piensa en lo difícil que debe ser mantener la tensión de esa escritura. Leyéndolo, de hecho, a veces se hace difícil mantener la tensión.

Antes de ayer comí con mi padre, yo fabada, él revuelto de trigueros, y me contó que mi abuelo, profesor, y mi tío, cura, pasaban por las páginas de un libro que había escrito un tipo sobre el barrio de Canillas. Un libro demasiado largo y no demasiado bueno, me dijo, pero qué bien, le dije yo, pensando en lo necesario que es que los barrios tengan su memoria, aunque sea de 600 páginas reguleras. Eso es la novela de David Llorente pero en corto y en buena, una memoria reciente de Carabanchel, una memoria en plan, ojo que va etiqueta, realismo mágico sucio.

¿De qué va? Pues qué más da. O sea, en la trama manda un asesino en serie a la gringa, de los que no falla y tiene en un ay a la policía y a la prensa, que le sirven de sostén para demostrarse inteligente pero a mí eso me parece la excusa. En realidad, Te quiero porque me das de comer va de personas que están solas de muchas maneras distintas, de un barrio que se remueve y de un escritor que huye para contarlo.

 

 

Read Full Post »

madrid

“Madrid:frontera”
David Llorente
Alrevés, 2016.

David Llorente escribe, teatro y novela, y escribe muy bien. Escribe y describe Madrid desde Praga, donde vive, y le sale clavado el retrato aunque tenga pinta de ser una foto deformante de una ciudad negrísima y dividida entre quienes viven en la calle y los que hacen que los otros vivan en la calle. La vida misma, pues.

La novela es este Madrid negro, rodeado por el mar y cubierto por una lluvia permanente, con sirenas, comebasuras y un palacio de El Pardo reocupado pero, también, la novela es una narración que dialoga constantemente con el protagonista y una acción que va devorando a sus propios personajes en forma de capítulos. Muchos hallazgos en la forma, un navajazo en el fondo.

Madrid:frontera es novela social, es ciencia ficción de la posible, es un relato distópico, es realismo mágico y oscuro pero no es novela negra, más allá del color de la ciudad  que pinta. Algún día, por cierto, alguien tendrá que escribir un texto rollo distopía contando cómo en España todas las novelas son calificadas de negras, aunque sean rosas, a ver si así cuela y se meten en las listas. O quizá ésta sea una realidad ya escrita y coleando.

El libro produce malestar, duele, molesta y avisa desde el primer párrafo: “La pérdida de la identidad (no saber quiénes somos) es la madre de todas las desgracias. ¿Entiendes?”.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: