Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Felicidad’

El mundo se acaba cada día. Y luego vuelve a empezar. Dale recuerdos a tu profecía. Yo ya tengo la que me hace merezco.

El mundo se acaba cada día. Y luego vuelve a empezar. Dale recuerdos a tu profecía. Yo ya tengo la que me merezco.

Read Full Post »

Hace casi un año que he vuelto a moverme en bici por Madrí. Más allá de solución a la movilidad,  aporte contra la polución, ahorro en bonobús y beneficios para la salud, lo que me sube a los pedales cada día es algo muy simple: me hace feliz. Si leyesen esto un sueco, un holandés o un sevillano, se descojonarían. La bici es el único transporte urbano privado con futuro. Pero los familiares y amigos aún miran con cara de asombro, como si les acabase de decir que me muevo en submarino por Chamberí, y sueltan cosas como: “Pero, ¿no es peligroso?”, “¿y las cuestas?”, “¿llevas casco?”, “¿se puede ir borracho o te quitan puntos?”… Llevo tiempo pensando en escribir sobre la bici y ahora que lo que no tengo es mucho tiempo, lo hago. No para exactamente contestar a esas preguntas sino porque me sale de las narices. Pero, ojo, igual se cuela alguna respuesta.

Ayer iba por Concha Espina. Por la acera, porque pensaba que me evitaba el rollo de subir la cuesta a ritmo de piñón fijo por la calzada aguantando a los coches, porque iba en plan tranquilo y porque hay sitio. No contaba con que, al adelantar a un hombre elegantemente vestido, ha salido de su boca un lapo que, creo, sólo ha pasado rozando el dobladillo de mi vaquero. “Perdón”, ha dicho el hombre. Y yo, que soy un ciclista de bien, lo he perdonado. Pero mejor no olvidarlo. Anotado queda otro peligro para el ciclista. La saliva sobrante.

Suena, claro, Escupe, de Cicatriz.

La foto es de Cris y el pedal es de mi nueva vieja bici, una preciosa chavala preparada por David Dale Pedales.

Read Full Post »

Según cuenta el reportaje publicado por El País Semanal, el Reino de Bután es el octavo país más feliz de 178 estudiados en el Mapamundi de la Felicidad, sólo un 3% de los butaneneses (que no de los butaneros) dice no sentirse feliz y la Felicidad Interior Bruta (FIB) es la guía de la política local. Y eso a pesar de que los butanenses están obligados a vestir el traje tradicional por ley en según qué sitios. Curiosamente, esos mismos felices habitantes de Bután estaban, dice el reportaje, fuertemente en contra de ser gobernados por una sistema democrático, con su constitución y tal. ¿Será porque, como también apunta el texto, la marihuana “crece libre en las cunetas” o será más bien que los butanenses han visto lo que hay por el mundo y han decidido que para qué?

Suenan, directamente llegadas del Brill Building, The Shangri-Las y Leader Of The Pack. Más que suficiente excusa para una cosa así.

Read Full Post »

earth

En los remotos e inexplorados confines del arcaico extremo occidental de la espiral de la Galaxia, brilla un pequeño y despreciable sol amarillento.

En su órbita, a una distancia aproximada de ciento cincuenta millones de kilómetros, gira un pequeño planeta totalmente insignificante de color azul verdoso cuyos pobladores, descendientes de los simios, son tan asombrosamente primitivos que aún creen que los relojes de lectura directa son de muy buen gusto.

El planeta tiene, o mejor dicho, tenía el problema siguiente: la mayoría de sus habitantes era infeliz durante casi todo el tiempo. Muchas soluciones se sugirieron para tal problema, pero la mayor parte de ellas se referían principalmente a los movimientos de pequeños trozos de papel verde; cosa extraña, ya que los pequeños trozos de papel verde no eran precisamente quienes se sentían infelices”.

Así empieza Guía del autoestopista galáctico, de Douglas Adams. Descacharrante. Tanto, que su lectura impidió mi asistencia a la cabalgata de reyes de Logroño.

Read Full Post »

… el fútbol es un deporte en el que juegan once contra once y ganan los españoles.

Lolo, lolo, lololololololo, lolololo, lolo, lolololololooooooooo

No soy feliz. Soy la felicidad. Sí, todavía me dura. Y más que me va a durar. De pequeño cometí la imprudencia de ligar mi fe futbolística a un equipo con poco futuro. El Athletic sólo me ha dado tres alegrías grandes y dos fueron el mismo año. Por ese lado, estoy acostumbrado a perder. Por el de la Selección, también. Han sido muchos campeonatos, todos, estrellándome contra la dura realidad. Por eso llegaba a esta Eurocopa con menos ilusión que a un bautizo. Y, mira, esta vez sí. Joder, me toca envainármela un poco. Joder, qué de putísima madre.

Esto no se trata de expresiones nacionalistas ni de utilización de las banderas ni de nada de eso que ya he leído por ahí. Esto no es política. Esto es sólo fútbol. Nada menos que fútbol. El fútbol es un idioma universal, una excusa para hablar con gente de todo el mundo, para jugar con tíos en Filipinas, Brasil o Uzbekistán. La política, por lo que se ha visto, sirve para separar. El fútbol sirve para unir. ¿Alguien cree que cuando Xavi ayer gritó “¡viva España!” estaba expresando su nacionalismo? ¿Alguno piensa que Puyol y Cesc estaban utilizando la bandera cuando la agarraban como uno más? ¿Hay quien ve otra cosa que alegría común en la celebración de los 23 y del resto que llenaban ayer las calles de Madrid?

Yo, no. Yo me abracé el domingo en casa con todos mis amigos, los del Madrí, los del Atleti y hasta un boliviano que pasó por allí. Yo salí a la calle para compartir mi felicidad con todo el que se cruzaba en mi camino. Yo cerré todos los bares de Madrid para brindar por una victoria que nos merecíamos tras todos estos años de derrotas. Porque de eso se trata. De celebrar, de compartir, de gritar. Y si alguien no lo entiende, pues peor para él.

Escribo esto tarde porque el domingo me agarré una de campeonato (de Europa). Ojalá dentro de dos años pueda tener una resaca tan dulce. Escribo esto para expresar mi agradecimiento a los 23 jugadores y a Luis Aragonés. Escribo esto porque no puedo dejar de escribirlo. Repito: no soy feliz. Soy la felicidad. Y, como yo, todos los demás. Cómo mola.

(La foto es de AP y la he pillado de Marca, qué pasa).

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: