Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Facebook’

Lo fuerte no es que hayamos convertido las cosas que se dicen en redes sociales en noticia. Lo flipante no es que 140 caracteres provoquen dimisiones, despidos y reportajes de teles y periódicos. Lo heavy no es que los medios sociales sean como un bar lleno de opinadores en el que uno mete la pata desde Almería y el resto se escandaliza desde cualquier parte del mundo. Lo fuerte no es que se haya convertido la cosa en una especie de tribunal de porteros de lo socialmente correcto en el que si se responde malamente a un chiste de bilbaíno se le tira el personal a la yugular. Lo bizarro no es que Twitter se parezca a un gran hermano (el programa) global en el que los habitantes de la cosa piensan que son más estupendos que los de la casa porque protestaron por el cierre de CNN+. Lo extraño no es que gente que ni se ve ni se conoce se de los buenos días. Lo absurdo no es lo que es capaz de hacer alguno por un par de seguiodres más. Lo triste no es que lo que unos intentan usar para informarse, informar o cambiar las cosas otros lo usen para lo de siempre. No. Lo verdaderamente acojonante es que haya toda esa gente con todo ese tiempo para poder hacer todo esto. No ya por el trabajo y la productividad perdidos, que hay mucho parado y mucha gente capaz de hacer varias cosas a la vez, pero, ¿no ponen nada más interesante en la tele?

Suena Colour Television, de Eddy Current Supression Ring.

Read Full Post »

Lo mismo que uno no debería alimentar a su barriga todo el rato con gominolas, patatas de bolsa, hamburguesas y cocacola, tampoco conviene llenarse la cabeza con una dieta exclusiva de chucherías. El otro día sacaba por aquí el consumo medio de información del personal (gringo) y hoy me encuentro en NextNature con una bonita entrada sobre la obesidad informativa. El autor, Armand van den Heuvel, viene a decir lo siguiente: que seguir a gente (y ser seguido) en redes sociales (él concreta en Twitter) se está convirtiendo en una suerte de adicción para muchos, que nuestros cerebros se acaban de adaptar a radios, televisiones, internetes y demás y ahora, encima, tienen que digerir esto. Esto es, dice el hombre, que la media de followers del personal está en 126 y, por tanto, la media de gente a la que se folla, perdón, se followea es también de 126. Y, si cada uno suelta otra media de 22 twitteos al día, eso consume 2,5 horas por jornada. Sigue el autor citando al número de Dunbar, una teoría de un antropólogo del mismo nombre que jura que el máximo de gente con la que se puede tener una relación plena es de 150 (o algo así). Y acaba recomendando adelgazar seguidores si se pasa de ahí.

Añade también un link a una entrada sobre el tema de la dieta informativa de Knowledge is social en el que se cuenta, entre otras cosas, que es bueno alimentar el cerebro pero que es peligroso darle de comer nada más que vídeos chorras de YouTube y teleseries. Dice este otro autor, Tim Young, CEO de Socialcast, que es estupenda la convergencia de herramientas y vehículos de información de los que disponemos actualmente pero que el empacho de datos puede provocarnos un cólico. Y anhela el momento de que estas herramientas comunicativas vengan con los valores nutricionales incorporados, como en las cajas de galletas, para ayudarle a decidir que se mete entre frente y nuca.

Pues eso, que me ha parecido digno de mención.

Suenan los Caramelos podridos de Ilegales.

La foto de las chuches la he sacado de aquí.

Read Full Post »

Todos ésos que están ocupando sus Facebooks, sus Twitters, sus blogs o sus comentarios cibernáuticos sugiriendo, primero, que Tertsch venía de un antro gay; luego mofándose de lo que se echa al coleto; y, en cualquier caso, alegrándose un poquito bastante de la patada dada y recibida por otro, ¿cómo se pondrían si la costilla rota fuese de un Gabilondo o una Torres? ¿Cuántos de ellos habrán defendido alguna vez la libertad de expresión en sus Facebooks, sus Twitters, sus blogs o sus comentarios? ¿Cuántos, por cierto, han dado o recibido una patada o un puñetazo en su vida? ¿Cómo podríamos calificarlos: progres de manual, tiranos con piel de cordero, valientes 2.0?

Suenan MC5 y su Kick Out The Jams… motherfuckers.

La foto está sacada de aquí.

Read Full Post »

saturno_devorando_a_sus_hijos

Hoy sólo se habla de una foto. Pero las que salen retratadas en esa foto no son las hijas de Zapatero. Los que se han retratado en esa foto son todos los que han abierto el teclado para llamarlas gordas y feas, los que se están choteando de que vayan vestidas de góticas. A Zapatero hay que darle leña por muchos motivos. Incluso es muy discutible que haya llevado a las niñas a ver a Obama. Todo lo demás da mucho asquito. Una cosa es hacer un comentario en un bar y otra es escribirlo por ahí. Las descripciones faltonas de las chicas sólo describen a los que las firman. Y no hablo de la prensa (no tengo ni idea de cómo ha tratado el asunto, he llegado tarde a él porque he estado metido en una burbuja poco recomendable), me refiero a los que han llenado sus Facebooks y demás espacios 2.0 de saliva venenosa.

Yo, en el colegio, puteé a bastante gente por su diferencia. Cambié, me hice amigo suyo. Conservo su amistad. Yo, entonces, era un crío. Hoy he leído, de pasada, un montón de gracietas baratas de gente que hace años tiene derecho a votar. No soy defensor de la corrección política. No se trata de eso. Se trata de respeto, sobre todo a uno mismo (a ver si todos somos altos y guapos; por cierto, ¿qué es ser guapo? ¿Por qué hay que ir vestido como los demás?). Esas niñas van a pasar lo que les queda de adolescencia hechas una mierda gracias a todo lo colgado en la Red. Todo lo colgado en la Red por esa gente que luego presume de progresista, de liberal, de demócrata. Gente a la que se le llena la boca protestando contra el acoso escolar o declarándose a favor de los derechos de los homosexuales. Usar la libertad de expresión para esto es como usar un Ferrari para atropellar a un cachorro. Qué puto asco.

Suena, porque se lo merece alguien que no es como los demás, The Seed, de The Roots.

Ilustra esto Cronos devorando a sus hijos, de Goya.

Read Full Post »

facebook

Hay dos maneras, o eso parece, de ver lo que ha sucedido estos días con Facebook. Resumen (para los que hayan sufrido una desconexión): la red social de más éxito en el mundo cambia sus condiciones de registro y decide quedarse con todo el material que cada usuario sube, incluso después de que éste se haya dado de baja, y también se queda con el derecho a usarlo como le venga en gana. Se crea, entonces, un movimiento en contra de tal decisión en la Red y Facebook recula y decide decir digo donde dijo Diego. Para unos (El País) es el triunfo de los usuarios sobre la empresa. Para otros (233grados.com), es la lección de una empresa grande que sabe escuchar a sus clientes. Para mí es algo más. Es un ejemplo de lo que debería ser normal y, por desgracia, aún no lo es. No es raro que una empresa se equivoque y haga algo que perjudique a sus clientes. Lo que es menos habitual es que éstos reaccionen y ejerciten su responsabilidad como consumidores protestando. Y aún menos habitual es que la empresa escuche esas protestas y se mueva con presteza para recapacitar. Es el triunfo de la razón. De momento ha sido sólo en las redes sociales. Espero que pronto sea en el resto.

B.S.O. 7 Seconds, Walk Together, Rock Together.

Read Full Post »

madridnosecierra

Me entero por PlayGround de la creación de la Plataforma Madrid No Se Cierra. El movimiento, que aprovecha los recursos de Facebook (y MySpace), pretende un “ocio nocturno alternativo y responsable”. Y ya se sabe que la condición anterior al estar es el ser. Existir, con permiso del Ayuntamiento, a ser posible.

Ahora, copiopego el inicio del texto de PlayGround, que me parece interesante:

Subámonos juntos a una máquina del tiempo. Contador ajustado a -3 años. El Ayuntamiento de  Madrid  encarga orgulloso -juraría que a La Fábrica, aunque puede ser que la memoria me esté fallando- una auditoría independiente sobre el estado de las cosas en cuanto a la oferta cultural en la capital, y la entidad auditora concluye, muy en contra de lo esperado (y defendido) por el propio Ayuntamiento, que Madrid no es una ciudad culturalmente avanzada y no está ni mucho menos al nivel de otras capitales europeas, ni en cuanto a infraestructuras, ni en cuanto a contenidos. Tres inviernos más tarde, Alcalde y concejales de área no dejan de perseguir, poner trabas y cerrar bares, teatros alternativos, clubes y salas de conciertos contribuyendo sin bochorno a deteriorar más si cabe el tejido cultural y la identidad de la ciudad. Curiosa manera de remendar un roto”.

Dicho lo cual, toca citar las palabras de la Plataforma:

· Excesiva presencia y presión de los cuerpos de seguridad de la Comunidad y Ayuntamiento de Madrid en nuestros locales.

· ¿Aforo legal de 1 persona por cada 1,5m2?
Eso significa dejar de programar djs y bandas ante la imposibilidad de afrontar el gasto.

· Dejar de programar grupos y djs es destruir la música alternativa en Madrid; despidos de trabajadores (técnicos, camareros…) y acabar con una cultura musical que es la envidia de muchas ciudades de España y Europa.

Pedimos al Ayuntamiento de Madrid:

· Información clara y tiempo para que los locales legalicen su situación (y sin poner trabas como hasta ahora).

· NO al larguísimo silencio administrativo a la hora de conceder o actualizar licencias.

· Revisión razonable de los aforos de las salas para que podamos cumplirlos sin tener que cerrar o sin que afecte a nuestra programación (¿qué pasa con el aforo en el transporte público o los centros comerciales?)

· No somos enemigos del orden público sino un colectivo cultural importantísimo y con muchos seguidores.

NO PEDIMOS EL APOYO QUE SE DA A CLUBS COMO LOS NUESTROS EN TODA EUROPA…
NOS CONFORMAMOS CON QUE NOS DEJEN VIVIR”.

Eso sí, estaría bien, como dicen algunos comentaristas de la noticia en Playground, que los locales (no los adheridos a la Plataforma en concreto, sino todos en general) hiciesen de paso un poco de autocrítica y revisasen cosas como el veneno que se vende como alcohol a precio de farlopa, las condiciones de sonido tipo transistor, la contratación de homo erectus como porteros y tal.

En cualquier caso, Madrid no se cierra, qué coño.

B.S.O. Leño, Este Madrid.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: